En varias ocasiones hemos tratado la obligación de cumplimiento normativo en relación al Plan de Igualdad de las empresas

Este nos previene y detecta situaciones de discriminación dentro de la empresa, asegurando la igualdad entre mujeres y hombres. Por esta razón, queremos remarcar la importancia de realizar dicho plan y que sea controlado por el departamento de cumplimiento normativo.

Obligación del Plan de Igualdad

Recordemos que toda empresa con más de 50 trabajadores tiene la obligación de realizar el Plan de Igualdad. Por otro lado, independientemente del tamaño, organización o empresa, se deberá contar con un protocolo contra el acoso por razón de sexo y un documento de registro retributivo. Estos dos, también tienen el objetivo de erradicar la desigualdad laboral. Además, pueden ir acompañados de un canal de denuncia, donde los trabajadores tengan libre acceso para poder poner soluciones a posibles situaciones de discriminación. 

La obligaciones en materias tan dispares como prevención de blanqueo de capitales y igualdad entre mujeres y hombres son también responsabilidades a tratar desde áreas de compliance. Por ende, queremos exponer la utilidad de este área en la empresa.

Cumplimiento normativo

Cómo se ha comentado, el cumplimiento normativo en términos de igualdad sirve para prevenir y detectar situaciones de discriminación. Además de crear un camino de ayuda para procesos de conciliación y respeto en el derecho a la integridad física y moral de la persona. 

Por otro lado, cabe remarcar, que es una manera de aportar transparencia y responsabilidad en la toma de decisiones de la empresa, así mismo, una muestra de la administración ética de esta, creando un entorno ético, ya no solo al seno de la empresa, sino hacia los clientes, inversores, accionistas y colaboradores.

Finalmente, la reputación aportada gracias al plan de igualdad es positiva para los estados contables de la empresa, dado que las políticas adoptan y mejoran el trato a empresas que participan en dicha igualdad. Hablamos de la contabilidad y las auditorias dado que son una de los momentos donde el registro de valores puede arrojar a la luz las possibles diferencias retributivas, y por tanto, uno de los indicadores clave de las desigualdades. 

 

Sin duda, para atender con las obligaciones actuales, el compliance y la igualdad son dos ejes esenciales en las empresas. Como hemos visto, pueden brindarnos crecimiento, transparencia y imagen de buena ética hacia la competencia. 

 

Fuente: Legaltoday